El escarabajo azul

EL ESCARABAJO AZUL
Había una vez, un escarabajo de color azul, vivía con su familia en unos arbustos cercanos a un río, en medio del bosque.
El escarabajo se diferenciaba de los otros porque siempre llevaba unas bambas naranjas,
un día el escarabajo azul, se alejó un poco más de los matorrales donde siempre estaba, se encontró unas bambas amarillas encima de una hoja, entonces cogió sus bambas naranjas,se las quitó y se puso las amarillas,y se fue.
Al cabo de unas horas se encontró a una preciosa mariposa, la vio llorando encima de una flor, se acercó y le pregunto: _¿por qué lloras?- la mariposa sorprendida le respondió: -lloro porque una veloz abeja me ha quitado mis bambas preferidas, unas de color amarillo-
El escarabajo azul, se dio cuenta que las bambas que llevaba podrían ser las de la mariposa, entonces se las quitó y se las dio, la mariposa quedó feliz, porque había recuperado sus bambas, aunque el escarabajo se quedó triste porque ya no tenía ningunas en sus pies, recordó que las suyas, las naranjas las dejó encima de la hoja. Entonces apareció una abeja tan rápida que le hizo temblar hasta las alas, y cuando ésta vio al escarabajo llorar se paró y le preguntó: -¿por qué lloras escarabajo?- y respondió: -porque he perdido mis bambas naranjas y ahora no sé dónde encontrarlas- La abeja se quedó parada, y le dijo: -Yo,había visto una mariposa con unas bambas preciosas, me gustaban tanto que se las quité, pero luego vi unas naranjas que me gustaron más y las dejé en una hoja y me llevé las naranjas, y más tarde pensé que lo que había hecho estaba muy mal, la mariposa no se merecía que le robara las bambas, así que la busqué pero no la encontraba y ahora tengo unas bambas naranjas muy bonitas pero no me las puedo poner, porque el echo de no saber de quien puede estar buscándolas no me deja tranquila, el pensar que hay alguien que está triste por mi culpa no me deja ser feliz.- La abeja entonces se puso a llorar sintiéndose culpable, para su sorpresa que el escarabajo, le emocionó tanto aquella reacción que le dijo: -Amiga abeja, yo tenia unas bambas naranjas, las cambié por unas amarillas que encontré, para mi sorpresa una mariposa lloraba por ellas, le dí las mías, y ahora tú lloras por saber que ella quedó triste!, por eso yo te regalo las mías con toda mi generosidad,!-
En aquel momento apareció la mariposa, había estado escuchándolo todo, sus lagrimas caían de emoción, perdonó a la abeja, agradeció al escarabajo su generosidad, y se sintió feliz
A su vez la abeja, se sintió aliviada, después de haber echo el mal, hizo el bien, y ganó dos amigos y unas bambas.
El escarabajo apreció la valentía de la abeja por reconocer su mal, creció su lista de amigos, y creció su bien personal, aprendió que unas simples bambas pueden unir a tres amigos, y saber compartir lágrimas y felicidad.
20130725_122319

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s