Silencio…

SILENCIO…

SAM_6099

Tú, que me has dado y me ofreces cada día, cada momento, cada instante, tu tiempo, tu compañía, allá donde voy me acompañas en tu sombra, allá donde nadie puede entrar, entras, con las puertas abiertas, me has hecho pensar, me haces el bien, me haces el mal, no por  ello te juzgo, a veces te echo de menos, a veces quiero tu verdad, no me dejes, sin ti no puedo pensar.Te escucho tan alto, a veces tan bajo, a veces no puedo respirar, no te vayas, quédate a mi lado,  no abandones mi costumbre de tenerte, dónde comparto las voces que debo escuchar, sólo tú puedes entender aquello no visto, aquello apagado, vete cuando yo quiera, y vuelve cuando  te necesite, pues más me alivias cuando me encuentro en soledad.Que alto te escucho a veces,

en los momentos más alentadores,los más temidos y los más bellos,allí dónde está apagado el ser humano, tu presencia es la más alentadora, es mi gran compañía, pero aquí una amiga de soledad no te puede dejar.

Sólo tu mi dulce y temido silencio, eres mi mejor pensar, mi yo personal, no te vayas, no te quedes, sólo tienes que estar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s